08 Enero
  Bruselas derriba las fronteras virtuales para el comercio en la UE

Bruselas derriba las fronteras virtuales para el comercio en la UE

La Comisión Europea pone en marcha una batería de medidas para evitar diferencias en las compras por Internet entre los socios del euro

La Comisión Europea ha puesto en marcha un plan para derribar los muros virtuales que los usuarios encuentran al realizar compras online en otros países de la Unión. Desde hace semanas prohíbe el bloqueo geográfico que algunas plataformas aplicaban en los dispositivos móviles y que impedían acceder a ofertas o productos exclusivos para otros países miembros. Bruselas también ha tratado de proteger a los consumidores cuando realizan pagos electrónicos al convertir la moneda local. Las autoridades comunitarias buscan, además, taponar el agujero tributario por el que se escapan millones de euros en las ventas por Internet.

La Unión Europea puso fin a los controles aduaneros entre sus países miembros hace años, pero la eclosión de los negocios digitales levantaron fronteras virtuales. La Comisión Europea ha constatado que el 63% de las plataformas virtuales pone trabas a los ciudadanos para comprar desde otros países a través de Internet y, además, tienen diferencias de precio sustanciales entre Estados por el mismo producto.

Para evitar estas circunstancias, un reglamento comunitario, que entró en vigor el pasado diciembre, pone fin al bloqueo geográfico en los dispositivos móviles. Algunas empresas de comercio online utilizan la IP del dispositivo electrónico desde el que se realiza la compra para redirigir a la página local. De esta forma, ponen trabas para acceder a ofertas o productos exclusivos que se ofrecen en otros países de la Unión.

Bruselas tiene abiertas alrededor de una docena de investigaciones a empresas que limitaban las compras transfronterizas. La Comisión ha acelerado a finales de año sus planes para derribar estas barreras que dificultan el comercio dentro de los países de la UE, también en cuanto a pagos bancarios. Desde diciembre, las compañías ya no pueden bloquear o desviar el acceso de un consumidor a sus plataformas por motivos geográficos o porque su tarjeta de crédito procede de otro país. Ese impedimento se produce sobre todo, según la Comisión, en los sectores de los electrodomésticos (89%), la electrónica y la informática (79%) o la moda (63%), pero también en el sector del ocio o de las reservas de viajes. Los países miembros deberán vigilar ahora que las empresas cumplen con la legislación comunitaria.

La Comisión Europea cree que esa medida es un paso de gigante, pero no es el único método que siguen algunas multinacionales para impedir las compras de un país a otro. La investigación a la firma de moda norteamericana Guess puso al descubierto que esta llegaba a acuerdos de distribución con sus minoristas autorizados que restringían el uso de su marca en Internet, les impedía publicitarse online o directamente no les dejaban vender a otros Estados. Esa política comercial permitía a Guess, según Competencia, mantener los precios de sus productos entre un 5% y un 10% más elevados en 11 países de Europa del Este respecto al resto de la Unión.

Bruselas impuso a la multinacional con sede en Los Ángeles una multa de 40 millones de euros por esas prácticas. Pero, según fuentes comunitarias, la Comisión tiene una docena de investigaciones más abiertas. Entre las compañías bajo la lupa de Competencia están Nike; las compañías turísticas Rewe, Kuoni, Thomas Cook o Meliá y distribuidores de videojuegos como Bandai, Valve, Koch Media o Focus Home. Antes, tuvieron que cambiar su política comercial Mango, Oysho, Pull & Bear, Topman o De Longhi, entre otros.

Luchas contra los agujeros tributarios

La última de las barreras que quiere romper la UE es la de los pagos bancarios en países miembros fuera de la zona euro. El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE acordaron ya medidas para proteger a los consumidores contra los “cargos excesivos” por las conversiones de monedas. Esa decisión va más allá del comercio online. Cuando un ciudadano de un país de la moneda única viaja a otro Estado de la UE que no la ha adoptado y paga con su tarjeta de crédito o débito, por ejemplo, el terminal le ofrece la posibilidad de abonar la factura con la moneda local o en euros. En ese último caso, se carga una comisión. Los consumidores deberán poder comparar el precio de un producto con o sin comisión de conversión, tanto en cajeros como en comercios o restaurantes, según la nueva regulación. Las organizaciones de consumidores han advertido de que la normativa es insuficiente.

El acuerdo sobre los cargos en las conversiones en países fuera de la zona euro decepcionó a la organización de consumidores BEUC por no ir más allá y rebajar esas comisiones. “Es desconcertante que la Comisión Europea y el Parlamento se rindieran tan fácilmente ante los países miembros”, lamentó Monique Goyens, directora general de la entidad. La asociación tiene en sus manos varios estudios que indican los costes que tienen estas prácticas para los consumidores. Por ejemplo, se examinaron 1.500 transacciones hechas por ciudadanos noruegos en el exterior y se concluyó que solo en cuatro casos salieron ganando haciéndolo en su moneda local. Otro estudio elaborado por la organización alemana Stiftung Warentest se centró en 11 países de la UE y concluyó que el cliente paga entre el 2,6% y el 12% más cuando elige su moneda en lugar de la local. Los mayores costes se registraron en la República Checa, Polonia y Hungría.

Fuente: elpais.com

Esta página web usa cookies

EMSANET MAESTRAT S.L. usa cookies, tanto propias como de terceros, técnicas, analíticas,personalizadas, publicitarias y/o de afiliados, para ofrecer realizar distintas finalidades mostradas en la configuración, ubicada en nuestra política de cookies. Con las cookies de terceros podemos compartir información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad o análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Siempre podrá rechazar las cookies o configurarlas a su medida. Más información: Política de cookies
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
SL_C*
_ga
_gid
ci_session
Sesión Cookies para el correcto funcionamiento de las operaciones de la página web. Ninguna de estas cookies contiene datos de caracter personal. Propias
cookie_consent 1 año Guarda las preferencias del usuario sobre el consentimiento de cookies. Propias
Las cookies de personalización permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
Las cookies de análisis ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
_utma 2 años. Genera un id de usuario único, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un determinado usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó el sitio web. Google
_utmb 30 minutos. Calcula cuando se ha terminado una sesión, registrando la hora de llegada a la página. Google
_utmc Sesión. Comprueba si se debe mantener la sesión abierta o se debe crear una sesión nueva. Google
_utmt 10 minutos. Se utiliza para limitar la velocidad de solicitud del servicio y limitar la recogida de datos en los sitios de alto tráfico. Google
_utmz 6 meses. Registra el origen del usuario, así como las palabras clave. Google
Las cookies publicitarias se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
Las cookies de afiliados permiten realizar un seguimiento de las visitas procedentes de otras webs, con las que el sitio web establece un contrato de afiliación.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor