28 Junio
  5 Trucos para que tu viejo ordenador funcione mejor

5 Trucos para que tu viejo ordenador funcione mejor

      Los años pasan para todos, también para tu ordenador que, después de tanto tiempo trabajando todos los días durante varias horas, cada vez funciona más lento. La falta de espacio, la instalación de múltiples programas o los virus pueden ser la causa de que tu ordenador se ralentice ¿Te gustaría conseguir que tu ordenador viejo funcione como el primer día? Pon en práctica estos trucos para optimizar el rendimiento de tu ordenador:

Arranque de aplicaciones por defecto

      Nuestro PC está configurado por defecto para que muchas de las aplicaciones que tenemos instaladas se inicien cuando encendemos el ordenador, pero no todas las vamos a necesitar siempre. Esto puede hacer que nuestro ordenador tarde mucho en arrancar. ¿Quieres desactivar el inicio automático de algunos programas? Con el ratón sobre el botón de inicio, pulsa el botón derecho y accede a ‘Administrador de tareas’. Una vez allí, ve a la pestaña Inicio, y elige la opción ‘deshabilitar’ para los programas que no quieres que se inicien automáticamente cuando enciendas el ordenador. Elimina aquellas entradas de autoarranque que no necesites y tu ordenador viejo funcionará mucho más rápido de lo normal.

Limpia tu PC

      No hay nada mejor que hacer una buena limpieza para que tu ordenador viejo vuelva a funcionar como el primer día. Empieza dejando espacio libre en el disco duro. Agrupa todas esas fotografías antiguas, música variada y documentos que ya no necesitas, y mételas en una memoria externa.

      Una vez que has eliminado la información que no usas, haz una revisión en tu equipo y desinstala los programas que no necesites. Si tu ordenador usa Windows 7, accede a: Inicio / Panel de Control / Programas / Programas y características. Aparecerán todos los programas que tienes instalados, selecciona ‘desinstalar’ en los que no quieras mantener en tu ordenador. Seguro que hay algunos que ni siquiera te acuerdas de haberlos instalado.

























      Por último, presta atención al navegador que utilizas. Es cierto que los navegadores ocupan mucha memoria en nuestro PC, pero son esenciales y no podemos prescindir de ellos. Todos los navegadores son parecidos en cuanto a rendimiento, así que podrás elegir el que más te guste. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cuántas más extensiones abiertas y más pestañas de navegación, más despacio funcionará tu ordenador, especialmente si es antiguo. Desactiva las extensiones que no utilices, y trata de no tener muchas pestañas abiertas a la vez.

Borrar archivos temporales

      No te olvides de borrar los archivos temporales del ordenador, ocupan muchísimo espacio y pueden ralentizar el dispositivo.

Si tu ordenador utiliza Windows 7:

      Accede a Inicio / Panel de Control / Redes e internet / Opciones de Internet. Una vez allí, selecciona la pestaña General, y a continuación, elige la opción Eliminar en Historial de exploración.

Versiones más antiguas de Windows

      Enciende el ordenador y con Internet Explorer cerrado accede a: Inicio / Panel de Control / Opciones de Internet. En la pestaña General, haz clic en Eliminar archivos bajo Archivos temporales de Internet.

Apaga el ordenador

      Puede parecer muy obvio, pero muchas veces nos dejamos el ordenador encendido durante noches enteras.  Esto puede hacer que la vida útil del PC se reduzca. Además, en verano nuestro equipo puede alcanzar altas temperaturas y estropearse.

Temperatura del ordenador

No es un mito, si el ordenador se recalienta, puede estropearse. Para que esto no suceda, te recomendamos que:

- El ordenador no se encuentre en espacios muy pequeños ni entre muebles o paredes.

- Si tu ordenador es de sobremesa, deja libre su parte trasera.

- Mantén limpios los ventiladores de tu ordenador, ya que impiden que el ordenador se caliente en exceso. Para limpiarlos, abre la caja y usa un pincel o un spray de aire comprimido para eliminar el polvo.



- Si los ventiladores están viejos, sucios o muy estropeados, puedes cambiarlos a un bajo precio. Si tienes ordenador de sobremesa podrás, incluso, incorporar un ventilador extra.

Fuente de la noticia