22 Febrero
  Red pública o privada en Windows 10: qué significa cada perfil de red y cómo puedes cambiarlos

Red pública o privada en Windows 10: qué significa cada perfil de red y cómo puedes cambiarlos

Vamos a explicarte qué significa que el perfil de la red a la que te conectas sea público o privado, explicándote qué es cada uno de ellos. Porque cuando te conectas a una red por primera vez, esta podrás configurarla como pública y privada, y dependiendo de esto Windows establecerá una serie de configuraciones predeterminadas.

Vamos a empezar explicándote por qué hay que elegir entre estos tipos de perfiles de red, y qué es lo que significa que la red sea pública o privada. Luego, para terminar, te diremos cómo puedes cambiar una red para que sea pública o privada después de haberte conectado a ella.

Por qué hay que elegir entre estos tipos de red

Cuando te conectas a Internet desde tu ordenador, lo haces a través de una red cableada o WiFi. Da igual cuál de las dos seas, porque Windows te preguntará la primera vez si es una red pública o privada. Esto lo hace para poder aplicar una configuración de seguridad dependiendo del contexto en el que vayas a utilizar esta red, porque como verás luego, no va a ser lo mismo conectarte desde casa que desde el trabajo.

Es por eso que se te dan a elegir entre estos dos entornos, y dependiendo de cuál elijas, se configurarán de forma concreta los parámetros de seguridad o de cortafuegos de Windows. Las medidas de seguridad se van a relajar cuando se suponga que estés en un ámbito doméstico en tu casa, y a ser más estrictas si estás en la oficina o un lugar que no sea tu casa.

Y es por eso que existen estos dos tipos de configuración, de forma que cuando configures tu red doméstica, indiques si estás en tu casa con una red privada o estás en un sitio más expuesto con una red pública. Vas a tener que decidirlo en un inicio cuando configures la red, pero luego también podrás cambiarlo a posteriori.

Qué es la red privada

La red privada es el tipo de configuración de red que debes establecer en Windows 10 para cuando eres tú quien controla la red y los dispositivos que se van a conectar entre ellos a través de ella. Por lo tanto, es el tipo de red que vas a tener en tu casa o en una pequeña oficina en la que sois varias personas, y tú lo administras todo.

Si configuras tu red como privada, Windows entenderá que tienes el control de todos los dispositivos, y por lo tanto no establecerá una seguridad tan férrea entre ellos. Esto va a permitir que todos los dispositivos que estén conectados a esta red puedan conectarse entre ellos.

Con ello, vas a tener ventajas como poder encontrar tus dispositivos desde los demás en una red local, lo que puede darte ventajas como ver lo que tienes en el ordenador compartido desde un televisor u otro dispositivo a través de un grupo de hogar, que se configuran en las redes privadas. Además, también podrás enviar documentos a la impresora desde otro ordenador a través de la red.

Recuerda que esto es porque con esta configuración, le estás diciendo a Windows que todos los dispositivos de la red son de fiar, y que por lo tanto no te importa que baje las barreras que pueda haber entre ellos.

Qué es la red pública

Pero no siempre vas a establecer redes en entornos donde tú tengas el control, y para esas ocasiones existen las redes privadas. Cuando configuras una red con este parámetro, le estás diciendo a Windows que no tienes el control de la red o de todos los dispositivos que haya conectados a ella, y que por lo tanto, prefieres que haya una mayor seguridad. Esto puede pasar, por ejemplo, en redes de hoteles, restaurantes estaciones, y otros sitios públicos.

Por lo tanto, cuando configures tu red como una pública, lo que va a hacer Windows es tener desactivadas por defecto las opciones de visibilidad de tu dispositivo dentro de la red, ya que le has dado a entender que hay otros dispositivos conectados a ella que no son tuyos, por lo que intentará preservar tu ordenador.

Con esto, lo que vas a hacer es aislar tu ordenador del resto de los dispositivos. Te vas a poder conectar a Internet y hacer lo que quieras online, pero el resto de ordenadores y dispositivos conectados no van a ver el tuyo, ni podrán intentar conectarse o interactuar con él.

Por lo tanto, si no quieres que tu ordenador pueda encontrarse en una red, ni tampoco crear un grupo de hogar, esta es la opción a elegir. Pero debes tener en cuenta una cosa, y es que esta configuración no te va a proteger de todos los peligros a los que te expones cuando te conectas a redes públicas como las de restaurantes, estaciones, etcétera. Por eso, es recomendable que en estas grandes redes públicas utilices alguna VPN para evitar ataques de malware.

Cómo cambiar la configuración de la red

Config

Para cambiar la configuración de tipo de red de esa a la que estás conectada, tienes que abrir la configuración de Windows 10. Una vez estés dentro, pulsa en la sección de Red e Internet, que es esa en la que puedes cambiar los ajustes relacionados con tu conexión.

Estado

Una vez dentro de la configuración de Red e Internet, debes quedarte en la sección Estado a la que vas por defecto. Una vez estés dentro verás la información sobre la red en la que estás conectada actualmente, y debes pulsar en el botón Propiedades que verás debajo para acceder a su configuración.

Tipo De Red

Una vez entres en las propiedades de la red a la que estás conectado, podrás ver en primer lugar el apartado de Perfil de red. En él, puedes cambiar el tipo de perfil de red entre público y privado todas las veces que lo necesites.

Fuente: xataka.com

Esta página web usa cookies

EMSANET MAESTRAT S.L. usa cookies, tanto propias como de terceros, técnicas, analíticas,personalizadas, publicitarias y/o de afiliados, para ofrecer realizar distintas finalidades mostradas en la configuración, ubicada en nuestra política de cookies. Con las cookies de terceros podemos compartir información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad o análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Siempre podrá rechazar las cookies o configurarlas a su medida. Más información: Política de cookies
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
SL_C*
_ga
_gid
ci_session
Sesión Cookies para el correcto funcionamiento de las operaciones de la página web. Ninguna de estas cookies contiene datos de caracter personal. Propias
cookie_consent 1 año Guarda las preferencias del usuario sobre el consentimiento de cookies. Propias
Las cookies de personalización permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
Las cookies de análisis ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
_utma 2 años. Genera un id de usuario único, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un determinado usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó el sitio web. Google
_utmb 30 minutos. Calcula cuando se ha terminado una sesión, registrando la hora de llegada a la página. Google
_utmc Sesión. Comprueba si se debe mantener la sesión abierta o se debe crear una sesión nueva. Google
_utmt 10 minutos. Se utiliza para limitar la velocidad de solicitud del servicio y limitar la recogida de datos en los sitios de alto tráfico. Google
_utmz 6 meses. Registra el origen del usuario, así como las palabras clave. Google
Las cookies publicitarias se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
Las cookies de afiliados permiten realizar un seguimiento de las visitas procedentes de otras webs, con las que el sitio web establece un contrato de afiliación.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor