11 Marzo
  El próximo Windows no es para móviles ni para grandes PC: solo tiene lo imprescindible

El próximo Windows no es para móviles ni para grandes PC: solo tiene lo imprescindible

Windows 10 se dirige hacia su cuarto cumpleaños en un gran estado de forma: hay cierta unanimidad en que se trata de uno de los mejores sistemas operativos lanzados por los de Redmond, si no el mejor, y en mayor o menor medida ha integrado funciones que le adaptan mejor a estas alturas del guión.

Una de sus iteraciones fue Windows 10 S, una versión capada para equipos de menor rendimiento que no tuvo tanto éxito como la versión superior. Ahora está cerca de aparecer una nueva versión, Windows Lite, que aparentemente llegará con únicamente lo imprescindible para el uso promedio del usuario básico.

La imagen filtrada de este próximo sistema operativo deja entrever ese carácter de llevar al mínimo la interfaz, desaturándola de añadidos como Cortana, los widgets, la barra de menú con live tiles presente desde Windows 8, etc.

Este no es más que el enésimo intento por acercarse hacia el mayor número posible de usuarios, incluso a quienes menos recursos tienen o quieren usar para hacerse con un ordenador. ¿Por qué ahora se lleva a este nivel? La respuesta corta es Chrome OS, la respuesta larga es un futuro en el que cada vez prometen tener mayor protagonismo los smartphones con Android con función de convergencia: una conexión a unos periféricos y se convierten en un ordenador más que suficiente para usos elementales… y con todas las apps de la Play Store a su disposición. Esto incluye Office, Instagram, Twitter, etc. Es lo que plantea por ejemplo Samsung con DeX (‘Desktop Experience’) y que otros fabricantes como Huawei también van integrando a su manera.

No parece descabellado un futuro con estos dos peligros combinados para la gama baja de ordenadores domésticos. Y recordemos: Microsoft es fuerte en esta gama y en la media para el segmento de consumo, la alta queda reservada al nicho profesional y a los Mac de Apple.

Esto cobra más sentido aún si tenemos en cuenta que los móviles han sido un descalabro para Microsoft, que tras varias versiones e iteraciones de su sistema operativo para ellos tuvieron que acabar resignándose a un mundo que solo ha abrazado iOS y Android. Desde entonces, su estrategia móvil pasa por instalarse en su interior, no en tratar de competir contra ellos. Prueba de ello es, por dar un ejemplo rápido, Microsoft Launcher.

¿Cuándo podremos salir de dudas y ver si se confirma este lanzamiento de Windows Lite -o como se termine llamando-? Posiblemente, el próximo 6 de mayo, cuando comienza Build 2019, la conferencia anual de desarrolladores de Microsoft en la que suelen aprovechar para anunciar lanzamientos, también a nivel de usuario final en su fase temprana.

Fuente: tecnoexplora